Entrevista a Doña Tamara López López.

Profesora de ESO y Bachillerato de Matemáticas y Tecnología, Coordinadora de Robótica.

Con esfuerzo se logra todo

Pablo 1: ¿Qué fue lo que estudió y por qué?
Tamara: Estudié Ingeniería en Telecomunicaciones, elegí estudiar esa carrera en 3º de ESO,  cuando me enteré de que existía esa especialidad. En primer lugar, porque me encantaba, y me sigue encantando ,y además, porque se suponía que tenía mucho futuro profesional y laboral. Y que nos iban a rifar, lo cual no sucedió ni de lejos. (Sonríe).

Pablo 2: ¿Qué le habría gustado estudiar, además?
Tamara: Ahora que existe, Biomedicina o Biotecnología, pero en mi época no existía.

Pablo 3: ¿Qué otros trabajos ha desempeñado?
Tamara: He trabajado en la empresa familiar, un centro deportivo coordinando recepción y marketing donde, además, me encargaba de las entrevistas, aunque yo no hubiese sido entrevistada nunca. También impartiendo clases en campamentos de verano y como azafata de congreso.

Pablo 4: ¿Cuándo sintió vocación por la enseñanza?
Tamara: Pues la verdad es que en mi casa son profesores de educación física, pero a mí en un principio no me atraía la enseñanza, es más ,  consideraba un aburrimiento tener que aguantar a los alumnos (Entre risas). Y orienté mi vocación por la Ciencia y la Investigación, pero durante el tiempo que trabajé en la empresa familiar me di cuenta de que lo que más me gustaba era, precisamente, el trato con los demás, me encantaba cuando llegaban nuevos empleados, poder enseñarles todos los procesos y todos los métodos. Entonces hice el Máster de Profesorado para dedicarme a la enseñanza y ya empecé a buscar colegios en los que trabajar, teniendo la gran suerte de empezar aquí.

Pablo 5: Sabemos que estudió en el Colegio Alborán, ¿Cuál es la mejor experiencia que recuerda como estudiante de este colegio?
Tamara: Estudié desde primaria hasta 2º de la ESO. Recuerdo con mucho cariño el viaje con Don Paco al Norte de España, fue  estupendo . Era el viaje más grande que hacía sin mis padres y con todo mi grupo de clase. Además, aprendí a dormir muy rápido en cualquier sitio (Se ríe).

Pablo 6: ¿Y como profesora?
Tamara: Una muy buena experiencia fue ver cómo una alumna a la que le costaban mucho las Matemáticas  obtuvo un 7 en Selectividad, fue una alegría muy grande. Por eso estoy convencida de que con esfuerzo se logra todo.

Pablo 7: ¿Y qué piensa del colegio como madre?
Tamara: Yo estoy encantada, feliz de poder tener a mis tres niños aquí, realmente creo que no hay un cole más completo que este a nivel educativo. Están aprendiendo a defenderse en público, tienen una buena pronunciación en inglés y gran nivel educativo. Pero sobre todo estoy contenta por la parte emocional y humana que se les enseña.

Aparte, es un chollo desde el punto de vista logístico, porque, como madre, compartir el mismo horario que mis hijos y la misma localización ayuda mucho.

Pablo 8: ¿Cuál es su opinión sobre todos los avances tecnológicos que está experimentando el colegio?
Tamara: Estamos preparándonos mucho, aunque necesitamos mucho tiempo para ello. Pienso que el colegio va por buen camino, y tenemos mucha ilusión y muchas ganas, y estamos empezando a ver frutos y maneras de utilizarlos de forma productiva. Además, con las nuevas metodologías se consigue una mayor motivación en los alumnos tanto extrínseca como intrínseca, consiguiendo de esta forma que la adquisición de conocimiento sea mucho más natural y significativa.

Pablo 9: Por último, ¿cómo ve el futuro de las actuales promociones de estudiantes?
Tamara: Lo veo complicado. Es que ahora mismo encontrar un buen trabajo es duro. Hay mucha competitividad. Espero que para cuando por fin acabéis la Universidad haya más expectativas para vosotros. Vais a pasar unos pocos años en los que ganaréis poco dinero, aunque aprenderéis mucho. Pero, en general, creo que sí que seréis capaces de encontrar vuestro propio camino, ya que estáis muy preparados y bien formados. Soy optimista con las generaciones de estudiantes.

Por Pablo Álvarez Serrano