Visita de Don Francisco Rodríguez Sánchez. 2018-19.

El artista Don Francisco Rodríguez visitó nuestro centro el 10 de octubre para ofrecer una amena charla sobre arte bizantino, al que se dedica desde 2010. A este encuentro, organizado por el Departamento de Artes, asistió el alumnado de Educación #Secundaria y #Bachillerato.

Don Francisco, cuyas creaciones se encuentran en colecciones privadas tanto en España como en el extranjero, conjuga en sus obras múltiples técnicas y estilos. Durante la exposición, nuestro ponente destacó algunos interesantes aspectos sobre en el origen, personajes y evolución de este arte santo, señalando que aunque hierático e inexpresivo, fascina por su cromatismo.

“Aprendiz de iconógrafo”- como él se define, aunque ha pintado más de 300 iconos- y con una profunda sensibilidad, Don Francisco destaca en varias disciplinas artísticas, tales como la pintura, la poesía, la literatura y la fotografía, siendo numerosas las exposiciones individuales y colectivas que ha realizado.

En un ambiente distendido, enseñó a todos los asistentes a saber ver, a fijarse en objetos y colores en el arte bizantino, que es intemporal. “Al igual que en la poesía, es importante descubrir la carga simbólica de estas obras artísticas” en las que la autoría no es conocida, ya que el protagonista no es el autor, (que es un mero instrumento) sino el personaje representado.

Compartió con todos la sorprendente y emotiva historia del icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, obra que él también ha pintado “en soledad y con el ambiente de religiosidad que requiere”.

En su interesante visita, impresionó a los asistentes con su colección de piedras policromadas que usan como base las formas caprichosas erosionadas por la propia naturaleza. Además, también pudimos contemplar una serie de dibujos realizados en técnica mixta (tinta y acrílico) de temática arquitectónica, titulada “Arquitecturas imposibles”, que son composiciones inéditas comenzadas en 2009.

Asimismo, D. Francisco nos mostró y comentó el icono más sagrado del siglo XIII, del pintor Andréi Rubliov, que representa la santísima Trinidad bajo informe de los tres arcángeles.

Autor que encuentra la inspiración en cualquier elemento de la naturaleza, aconsejó a los jóvenes practicar mucho en todo lo que se propongan, “porque las cosas no salen a la primera”.

Finalizó su visita con la lectura de algunos de sus más sentidos textos poéticos que son siempre intimistas, cultivando los versos rimados y la prosa libre.

Ha sido un placer recibir a este artista insaciable, que sigue preparando nuevas y sorprendentes exposiciones que ofrecer al público.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *