Entrevista a Doña Juana María Ruiz Ruiz.

Profesora de Matemáticas, Física, Química, Programación, Robótica y Tecnología.

The best teachers are those who show you where to look, but don’t tell you what to see. – Alexandra K. Trenfor

La asignatura de Imagen y Sonido nos ha brindado la posibilidad de conocer mejor a una de nuestras profesoras, la “seño” Juana Mari, y no la quisimos desaprovechar; ya que todos en el Colegio conocen a Juana Mari como profesora, pero no cuáles son sus hobbies, el motivo por el que eligió esta profesión, cómo terminó en el Colegio Alborán o cómo concilia ella ser mamá trabajadora, por ejemplo.

Durante la entrevista, que ha resultado ser un paseo por nuestro centro, nos atrevimos a hacerle preguntas cuyas respuestas deseamos compartir con vosotros. A continuación, en un ambiente cercano y distendido nos sentamos en el laboratorio de Química donde normalmente las preguntas suelen versar sobre estequiometría, estructura atómica o reacciones ácido-base…

Aurora y Fernando 1.- ¿Cuál fue el motivo principal por el que decidió estudiar una Licenciatura como la de Química?
Juana Mari: (Sonriendo) sabía que sentiríais curiosidad, os cuento que desde pequeña tenía muy claro que quería ser profesora de ciencias, la verdad, así que cuando con vuestra edad me llegó la hora de escoger carrera no tuve dudas, debía ser la de Física, Química o Matemáticas. Al final pesó más la decisión familiar de que estudiara en la ciudad donde vivía en ese momento con mis padres, así que terminé estudiando Química, que era la única de esas tres opciones que me encantaban que se podía cursar en Jaén. Es una decisión de la que nunca me he arrepentido y me alegro mucho de ello.

Aurora y Fernando 2.- De todas las materias que imparte, ¿cuál es la que más le gusta y con la que se siente más cómoda?
Juana Mari: (Sin dudarlo y sin tardar ni dos segundos, con evidente alegría) ¡Física y Química, por supuesto! Aunque Matemáticas también me gusta mucho. Es lo que he estudiado y para lo que mejor preparada estoy. Además, es una suerte tener la oportunidad de explicar unas materias que me permiten abrir vuestras mentes para que empecéis a daros cuenta de lo bonito que es estudiar cómo el Universo actúa del modo en el que lo hace. Es realmente apasionante, quiero transmitiros el entusiasmo que yo siento.

Aurora y Fernando 3.- ¿Por qué cree que son tan importantes las prácticas de laboratorio?
Juana Mari: Para mí no tiene sentido explicar Química o Física si los alumnos y alumnas no experimentan, es decir, si no viven lo que están estudiando.
En Química, por ejemplo, es más fácil que un alumno comprenda lo que es un mol de agua, si se le muestra qué es, no se puede pretender que un estudiante sepa lo que es una disolución y el cómo trabajar con ellas si no sabe preparar una. Uno de los últimos temas que he visto con vosotros ha sido precipitación, ¿habría sido igual de fácil entender los ejercicios sin haber hecho varias prácticas aquí conmigo? Yo creo que no. Tampoco creo que los alumnos de física hubiesen entendido cinética sin haber dedicado una clase a experimentar con balones tiro vertical, horizontal u oblicuo, o si no me hubiesen presentado proyectos caseros que reproducen los problemas que les plantean los problemas del libro.
Ya he dicho antes que intento enseñaros a descubrir cómo actúa el Universo y eso no se puede hacer si me limito a explicar sin que vosotros experimentéis.

Aurora y Fernando 4.- Hablaba de haber querido ser siempre profesora, de que era una suerte tener esa oportunidad, pero… ¿desde cuándo era profesora? ¿siempre había querido dedicarse a esto?¿llevaba mucho tiempo dando clases?¿había trabajado en otros Colegios antes de venir a Marbella con nosotros? Le lanzamos todas estas preguntas y ella tras reflexionar un momento para, suponemos, decidir a qué pregunta contestar primero comenzó:

Juana Mari: Soy hija y sobrina de maestros. Dicen que a los pocos años ya decía que iba a ser profesora y jugaba a enseñar a mis hermanos y a mis juguetes. Así que si, siempre he querido dedicarme a la enseñanza, aunque quizá ahora mis motivos sean muy diferentes a los de cuando era una niña (nos dice riéndose).

Llevo dando clase desde los 18 años así es como me pagaba mis “lujos o caprichos” como los llamaban mis padres. En casa nunca me faltó nada, pero si querías algo que se salía de lo habitual… pues te tenías que buscar la vida y yo aprendí a ser resolutiva haciendo lo que mejor se me daba, que era impartir clases. Cuando acabé la carrera empecé a trabajar en Colegios, al principio como profesora de extraescolares, luego como profesora sustituta en pueblos de Jaén o en Granada. No fue hasta hace… 8 años que me invitaron a venir a este Colegio de la Costa del Sol.

Aurora y Fernando 5.- Nos hizo gracia esa alegría y sorpresa por recordar los años que llevaba trabajando en nuestro colegio y ella, que se había dado cuenta, nos contesta:

Juana Mari: Cuando tengáis los años que tengo yo, os tendréis que parar también a contar, ¡ya veréis! El tiempo pasa muy deprisa, especialmente cuando trabajas en algo que te gusta y te apasiona.

Aurora y Fernando 6.- Como hacía un buen día le propusimos seguir charlando en tanto que paseábamos por los jardines del Colegio y mientras bajábamos por las escaleras vimos que ella atisbó la puerta abierta de la clase de 5º de Educación Infantil, aula en la que sabemos que estudia su hijo mayor y en ese momento formulamos la siguiente pregunta ¿Le gusta tener a su hijo estudiando en el Colegio con nosotros?

Juana Mari: (Sin dudarlo) ¡Por supuesto! Es uno de los mejores colegios que hay en España y que tanto mi hijo, como mi hija a partir del próximo año, estudien aquí es un privilegio para mí. No solo por el nivel académico del Centro o por las zonas verdes y la granja escuela, sino por los valores transmitidos y por la felicidad alcanzada por mi hijo y todos los niños y niñas del cole.

Aurora y Fernando 7.- Caminando por el sendero que conduce a la piscina y a la granja le preguntamos si había notado algún cambio en su forma de tratar a los alumnos, y a los niños en general, a raíz de convertirse hace cuatro años en madre o de repetir esa experiencia hace dos.

Juana Mari: Todo el mundo en el Colegio me dice que ahora soy un poquito menos “cuadriculá” (ríe) y creo que tienen razón. ¡Pregunta a cualquiera del Departamento de Ciencias! Yo creo que sigo siendo igual de estricta que antes, pero que ahora digo las cosas de un modo un poco más maternal, no sé. Donde sí me ha ayudado mucho el hecho de ser mamá ha sido a la hora de entender a mis alumnos pequeñines de Primaria, eso no lo voy a negar. Es importante, creo que puede ayudar a empatizar con nuestros niños y niñas.

Aurora y Fernando 8.- ¿Encuentra mucha diferencia entre impartir clases en Educación Primaria o hacerlo en Secundaria?

Juana Mari: Sí que la hay, los niveles son completamente diferentes, las metodologías que utilizo o las estrategias que sigo también lo son. Lo que sí son iguales son las caras de alegría de los alumnos cuando acaban un proyecto, eso… esa expresión es la misma y ¡me encanta! También es común la ilusión que yo deposito y la motivación del alumnado.

El cariño, el respeto y la cercanía que se respira allá donde vayas en este Colegio son dignos de mención. Y no hablo solamente del profesorado con su alumnado, sino también entre compañeros. Desde el día en que llegué todos aquí me han ofrecido ayuda como si fuesen de mi familia. Al principio pensé que era porque estaba aquí sola y no conocía a nadie, pero luego me di cuenta de que aquí se trata así a todo el mundo.

Aurora y Fernando 9.- Ya para acabar, porque sonaba de fondo la campana que indicaba el fin del recreo, le preguntamos por cómo le gustaba ocupar su tiempo libre.

Juana Mari:  ¿Tiempo libre? De eso tengo más bien poco (Nos dice poniendo cara de resignación mientras volvíamos a las aulas) casi todo mi tiempo libre lo paso con mis hijos: nos dedicamos a pintar, nadar, jugar, salir con las bicis,.. disfrutar con ellos de cualquier modo.

El único hobby que he podido conservar tras ser mamá ha sido el de la lectura. Soy lectora empedernida, sobre todo, de libros de fantasía y de aventuras.
Con el tiempo retomaré algunas aficiones como salir a correr, pero tendrán que esperar unos años…

Por: Aurora Ryan y Fernando Ramírez